¿Por qué Frida Kahlo no es icono del feminismo?

Todo lo que desgarra, gusta. Las historias trágicas nos seducen. Y Frida Kahlo es un ejemplo de desgracia, infortunio, infelicidad y porqué no, de inteligencia.
¡Pero no queráis ser como ella!  Es imposible la dignidad en una mujer, aferrada a un hombre que la humilla sistemáticamente y al que vuelve una y otra vez con una obsesión persistente.
Su marido era feo, feo de esperpento (aunque aquí el físico no cuenta) pero era un mujeriego desleal que jugaba a simultanear amantes. Y Frida, maltrecha y postrada en una cama, acepta, asume y venera al hombre de sus tinieblas. ¿Dónde queda su  dignidad? Acaso canalizada en la belleza de sus cuadros, en dónde se plasman todos sus tormentos.
¿Alguna de vosotras enviaría cartas a las amantes de su marido en tono amoroso para facilitar los reencuentros? Pues eso hacía Frida, un icono del feminismo todos los tiempos.
Con independencia de su vibrante personalidad, de la desgracia de sus padecimientos físicos, de su ideología progresista y su aspecto ecléctico, no fue nunca una mujer libre porque vivió enganchada hasta la muerte a un amor tóxico que incrementó sobremanera su sufrimiento.
Me seduce su colorido, la magia de las flores en su cabeza, su aspecto fascinante, su resignación ante el dolor plasmada en sus lienzos y su talento. Pero aceptó el maltrato voluntariamente y nunca fue capaz de decir adiós a tiempo.
Podremos encontrar muchos Diegos Rivera en el camino pero hay que borrarlos de un plumazo y no perpetuar de manera absurda el sufrimiento.
¡Hemos venido a ser felices, carajo! ¡Dejémonos de cuentos!
#fridakahlo #feminismo #ilustraciones #dibujos #opinion #relatos #reflexiones #felicidad #sisavelona

ResponderReenviar